Saltar al contenido
Posiciones y Posturas

Las mejores posturas y posiciones para yoga en pareja


¿Quieres tener una actividad que puedas realizar con tu pareja? Bueno te recomendamos que practiquéis yoga, que resulta ser uno de los ejercicios más completos que podrás compartir de una manera saludable con tu pareja, amigos o familiares. El yoga en pareja es muy beneficioso ya que te ayuda a tener una mejor conexión con tu compañero tanto física como mentalmente. Es por ello que en este post te hablaremos de varias posiciones de yoga en pareja, explicándotelas en detalle para que puedas realizarlas con tu compañero de una forma segura y sencilla.

8 posturas y posiciones sencillas para hacer yoga en pareja

En la actualidad cada vez hay más parejas que emplean la práctica del yoga, principalmente es debido a que es una actividad que mejora el estado físico y te brinda una depuración de las emociones. Existen una gran variedad de posiciones y posturas de yoga, aquí te exponemos una lista de 8 posturas para principiantes de yoga para dos.

Posición sentado espalda con espalda

posturas de yoga en pareja

Esta posición es de las más sencillas ya que solo tienes que sentarte, doblando las piernas en la posición mariposa y dejar que tu espalda repose con la de tu pareja, las manos y los brazos descansan sobre tus muslos y rodillas. Comienzas a respirar profundo y alternas la respiración con tu pareja, de forma que tu inhalas tu compañero exhala y viceversa haciendo este ejercicio durante unos 5 minutos.

Esta postura es ideal para que comiences con tus ejercicios de relajación con tu compañero, donde podréis respirar y meditar correctamente.

Posición del barco

posición yoga del barco

En esta pose tienes que sentarte de frente a tu pareja (cara a cara), colocando las plantas de tus pies con las de tu pareja y luego levantar las piernas lo más recto que podáis, después se apoyan el uno con el otro sosteniéndose los brazos e ir inclinándose hacia atrás poco a poco, manteniendo la espalda lo más recto posible.

Esta postura es muy útil porque mejora la digestión, además calma los dolores lumbares gracias al estiramiento a los tendones y músculos que ejercen tus piernas.

Posición inclinada hacia atrás

postura de yoga inclinada hacia atrás

En esta postura tienes que sentarte de frente a tu pareja, deben abrir las piernas y acercarse para unir las plantas de los pies, luego sujetarse con las manos para ejercer un movimiento, donde tienes que estirarte hacia adelante mientras que tu pareja se inclina hacia atrás dejando los brazos estirados hacia al frente. Donde debes hacer unas 8 respiraciones, para luego hacer el cambio con tu pareja.

Esta postura te ofrece un buen estiramiento, permitiéndote relajar el cuello y la cabeza además de favorecer el fortalecimiento de tus hombros y aductores.

Posición doblar hacia adelante

posición de yoga doblado hacia delante

Tanto tú como tu pareja tiene que estar de pie, estando espalda con espalda debéis doblaros hacia al frente entrando en forma de curva, luego pasáis vuestras manos hacia atrás y sostenéis vuestros antebrazos o codos. Debéis de mantener las piernas rectas y llevar la cabeza hacia el suelo. Tenéis que sujetaros durante unas 8 respiraciones, para después soltarse levemente.

Con la práctica de esta postura obtienes un buen estiramiento en las piernas y en la columna vertebral.

Posición de doble árbol

postura de yoga de doble árbol

Tienes que colocarte al lado de tu pareja de pie mirando hacia el frente, luego os agarráis con las manos que están en el lado externo y con los otros brazos pasarlos entre vosotros, debéis doblar la rodilla, la que está en el lado externo hasta que la planta del pie llegue al muslo. Tenéis que mantener la posición durante unos segundos respirando profundo y con calma.

Esta postura es muy útil para mejorar el equilibrio y reconfortar las piernas estirando los músculos de los muslos como también la de los brazos.

Posición de medio loto

posición de medio loto

Tu pareja y tú tenéis que sentaros y recostar la espalda con espalda, luego debéis cruzar vuestras piernas hasta quedar en posición de mariposa, después estiráis los brazos hacia arriba y sujetáis vuestras manos. Mientras que mantenéis esta pose debéis respirar profundo y con calma, haciéndolo unas 10 respiraciones.

Esta postura ofrece beneficios a las rodillas, pantorrillas y cadera, tonifica el área donde se localiza el nervio ciático, además fortalece los músculos del muslo.

Posición torsión en pareja

posición de torsión en pareja

En esta postura tenéis que sentaros con las piernas cruzadas, recostando la espalda con espalda, luego giras un poco el torso hacia el lado derecho, llevando la mano derecha hacia la rodilla izquierda de tu pareja y la mano izquierda ponerla en el muslo derecho. Tu compañero tiene que reflejar los movimientos, se debe sostener esta postura durante unas 5 a 8 respiraciones para luego cambiar de lado.

Con esta postura de torsión estimuláis el flujo sanguíneo, incrementa la capacidad respiratoria, además de aliviar los dolores en la espalda.

Posición del ángulo

posición de yoga del ángulo

Ambos tenéis que estar sentados de frente, cara a cara, luego abrís las piernas y os acercáis para que los pies se toquen, estiráis las piernas acercando vuestros cuerpos, con las manos os sujetáis los muslos de cada uno u os sujetáis las manos . Mientras que mantenéis esta posición debéis ejercer entre 8 a 10 respiraciones, para luego levantarse.

Esta posición brinda mejorar la elasticidad de los tendones, músculos de las piernas y muslos, a su vez favorece el fortalecimiento de la columna vertebral.

Beneficios principales de hacer yoga en pareja

Hacer yoga en pareja es un medio para fortalecer la comunicación, la confianza y el humor, se puede practicar con tus amistades, familiares o con tu pareja. Estas posiciones ejercen otros beneficios que te contaremos a continuación:

  1. Mejor equilibrio: hacer yoga con tu compañero requiere de un mayor equilibrio y coordinación en cuerpo y mente para lograr los movimientos que se quieren, llegando a convertirse en un buen equipo.
  2. Confianza: ejercer estos ejercicios generan más confianza hacia ambos, ya que se tienen que relacionar tanto mental como físicamente, apoyándose uno al otro para lograr las diversas posturas.
  3. Comprender mejor a tu compañero: practicar yoga te proporciona conocer tu ser interior y la armonía con el ambiente, al practicarlo juntos se puede combinar estos sentimientos, compartiendo vuestras capacidades físicas como también mentales además de vuestras virtudes y limitaciones.
  4. Serenidad y compañerismo: al practicar estas posturas de yoga en pareja, te encuentras en meditación y relajación, permitiéndote estar más sereno y tranquilo, a su vez lograr realizar estas posiciones de yoga con tu compañero y obtener los resultados deseados no es cosa fácil, tienes que apoyarte en tu pareja comunicándote, creando una conexión, para generar unión y que las energías sean positivas y fuertes.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar